Inicio > Blogs
Blogs

Fracking: ¿una decisión por construir?

Por: Crudo Transparente

Colombia aún no tiene el primer pozo de fracking, pero el proyecto está andando y por primera vez el Estado firmó, en 2015, un contrato (adicional) de exploración y producción de yacimientos no convencionales de hidrocarburos a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y la multinacional estadounidense ConocoPhillps con sede principal en Houston, Texas.

El fracturamiento hidráulico conocido como fracking es usado por las compañías petroleras para permitir explotar yacimientos de difícil alcance y tratamiento conocidos en la actualidad como no convencionales ​. Ha sido prohibida en Francia y Escocia; parcialmente en Uruguay, Brasil y Argentina, entre otros. Dentro de las causas se señala: impactos en la calidad de aire, aumento en la sismicidad, contaminación de agua e impactos en la comunidad.

El rechazo hacia esta técnica toma fuerza en la opinión pública, medios de comunicación y en la sociedad colombiana; resuena con temor, polémica y desinformación. Crudo Transparente con el ánimo de permitir un acercamiento informado a la problemática que se evidencia alrededor del tema de fracking en el país, pudo visitar la población de San Martín en el Cesar y hablar con diferentes líderes sociales y representantes del gobierno local acerca de su movilización en contra del proyecto de fracking en el municipio, además dialogó con diferentes representantes de la multinacional ConocoPhillips, para conocer de primera mano el marco ejecutivo y la visión de la empresa. De igual forma somos la primera ONG o medio que ha tenido acceso al único pozo exploratorio (de tipo convencional) que arrojaría los resultados de viabilidad para saber si es factible o no utilizar esta técnica en dicho proyecto.

En la actualidad, muchos de los argumentos a favor y en contra aún no han encontrado posiciones que permitan un reconocimiento especial del suelo colombiano y muchos de los estudios suponen un ejercicio comparado entre la experiencia socio-ambiental y políticas en otros países. En este informe presentamos: qué es el fracking, cómo se desarrolla, una serie de estudios sobre el impacto en otras regiones del mundo, el caso de conflictividad social que se mantiene latente en San Martín (Cesar); municipio que alberga el primer proyecto de fracking en el país y que la movilización social lo recibe con resistencia y un rotundo rechazo ​, además de una serie de recomendaciones a diferentes actores: gobierno, empresa, sociedad civil y medios de comunicación para permitir un entendimiento político, social y ambiental sobre este proyecto en Colombia y tomar decisiones en torno a esta técnica.

Algunas recomendaciones:

  • El gobierno está en deuda de promover un diálogo nacional entorno a los proyectos minero-energéticos con el fin de que los territorios se vean incluidos en una decisión conjunta, previa aprobación de licencias y ofertas de bloques, para que no se generen brotes de conflictividad en el desarrollo de actividades extractivas.
  • La ANH debe conocer la composición geológica del subsuelo, antes de ofertar un bloque y no dejar en manos de la empresa el levantamiento de información clave (mapa de acuíferos, tipos de roca, tipo de yacimiento, profundidades) para la toma de decisiones de un país.
  • Revisar los contratos no convencionales y su modelo de regalías para lograr mayor captura de renta extractiva por la explotación de yacimientos no convencionales.
  • La administración local debe respetar la opinión de todos sus habitantes y no discriminar a ningún ciudadano por estar de acuerdo o no con el proyecto, evitando el señalamiento.
  • Pese a las dificultades, si se mantiene el proyecto, ganar la licencia social es un reconocimiento que debe adelantarse con distintos tipos de socialización, transparencia y proyectos comunitarios de inversión social voluntaria adicional para generar una conexión con la población, entendiendo las diferentes posturas de los sanmartinenses, en donde hay posiciones a favor y en contra.
  • Mantener la apertura con los distintos organismos públicos y ciudadanos de control y/o veeduría que ayude a transparentar los procesos operativos de la exploración y extracción en el campo, para aumentar la confianza en el municipio.
  • Difundir públicamente y con un lenguaje aterrizado, el plan de manejo ambiental de la compañía para que la población tenga certeza y seguridad sobre el manejo de los acuíferos y aguas subterráneas, una de las mayores preocupaciones de la región.
  • Hacer control, seguimiento, monitoreo y evaluación con resultados públicos de la situación ambiental desde que se comienza con el proyecto y su transcurso en el tiempo, para que la ciudadanía interesada consulte los datos abiertamente.


Tags:

Número de visitas (133)

Print